martes, 23 de mayo de 2017

PRESENTAN LA TRADUCCIÓN AL NÁHUATL DE "PEDRO PÁRAMO"

Por Mónica Santos Vargas
Ciudad de México (Aunam). Con la presentación del libro “Pedro Páramo. Español-Náhuatl”, en el Aula Magna del Instituto de Investigaciones Filológicas (IIFL) de la UNAM, se cerró el ciclo de conmemoraciones del centenario del natalicio del escritor mexicano Juan Rulfo.


Heriberto Yépez, profesor de la Facultad de Artes de la Universidad Autónoma de Baja California (UABC) escribió y leyó parte del prólogo que redactó para el libro. El investigador mencionó que la traducción al náhuatl se hizo para que “Pedro Páramo” pueda ser leído por más personas que hablen el lenguaje maternal del autor.

Yépez resaltó que cuando un libro se traduce hay modificaciones y se interpretan cosas distintas. Por ello, “las imágenes pasan de un lugar a otro [...] y son visiones” y eso es lo que tiene más fuerza al momento de leer.

“Traducir ‘Pedro Páramo’ a otras lenguas acerca a otros lectores; traducirla a náhuatl te acerca a Rulfo, a una parte esencial de sus voces[...] al escuchar a Pedro Páramo en náhuatl se abre una dimensión de espectros dentro de los personajes”, expresó.

Victoriano de la Cruz, director general de la revista electrónica Yolitia y traductor de la obra, agradeció a la editorial RM por la oportunidad de publicar el libro más famoso de Rulfo en la lengua náhuatl.

De la Cruz mencionó que muy poca gente se acerca a los textos escritos en otras lenguas, lo que provoca que exista un conocimiento sobre ellas y, por ende, en las librerías no haya una sección de libros sobre lenguas indígenas.

El lingüista finalizó su intervención haciendo énfasis en que la obra presentada está dirigida “a personas que deben conocer la lengua mexicana”.

Bookmark and Share

Leer más...

AARÓN MONTES: LA TRADICIÓN MUSICAL DE OAXACA PARA EL MUNDO

Por Priscila Matías Ríos
Ciudad de México (Aunam). Aarón Montes es un joven músico nacido en la Ciudad de México, pero con la tradición musical de San Bartolomé Zoogocho, uno de los 570 municipios que conforman al estado de Oaxaca y cuna de los principales productores de música en esa entidad.


Con 27 años, Montes ha participado en el Festival internacional de Saxofón en Colombia, Brasil y Costa Rica. También ha colaborado con la banda Aires Serranos, junto a la cantante de música tradicional mexicana Susana Harp. Desde 2014 empezó a contar con su propio grupo musical, el cuarteto de saxofones Ácatl, donde toca el saxofón barítono.

Primer acercamiento con la música

“Mi primer acercamiento con la música, creo que fue cuando tenía como 9 años. Mi papá quería que aprendiera a tocar en la banda del pueblo, porque estaban enseñando música a niños, pero yo no quise ir. Cuando esos niños a los que les estaban enseñando tocaron por primera vez, yo estaba ahí y entonces me gustó mucho; hasta entonces me llamó la atención. Tiempo después volvieron a juntar a otro grupo de niños para enseñarles y ahora sí tenía muchas ganas de ir”.

En sus primeras clases, Aarón y sus compañeros empezaron a aprender lo más básico, iniciando con el solfeo (la lectura de la escritura musical). Meses después, Montes tuvo que escoger qué instrumento quería tocar en el conjunto musical del pueblo.

“Llegué con mis papás para preguntarles, pues yo no sabía mucho sobre eso. Entonces mi papá dijo que a él le gustaba el saxofón, además de que en la casa de mi abuela estaba el que tocaba mi abuelo. Dije que sí y con ese empecé a aprender. Tenía más o menos 10 años”, recuerda.

Si bien en la mente del músico pasó el pensamiento de cambiar de instrumento y aprender a tocar el trombón, al final Aarón siguió familiarizándose más el saxofón.
“No me llamaba la atención algún otro instrumento, aunque tampoco me preocupaba mucho por saber más acerca del saxofón. Eso pasó hasta que entre a la FaM (Facultad de Música) de la UNAM) y conocí todas las posibilidades que ofrece el instrumento, desde lo ‘clásico’, el jazz, la música popular o la música contemporánea”, platica.

Sobre las cosas que le atraen del saxofón, Aarón Montes comenta.

“Al ser el instrumento más nuevo, aún se está perfeccionando y explorando, y esto lo hace en mi opinión el más versátil y el que más posibilidades ofrece para adaptarse a cualquier tipo de música. Puedo hacer mucho con él, es lo que me gusta”.

Oaxaca y su identidad musical

Como músico oaxaqueño, Aarón Montes es representante de una larga tradición presente en la mayoría de los municipios de la entidad sureña. Sobre este valor cultural, el entrevistado explica.

“Como músico, Oaxaca tiene un valor fundamental. En todo el estado es así, sobre todo en la sierra. Ahí los músicos son gente importante y de cierto estatus. Incluso hay veces que están exentos del tequio (forma organizada de trabajo en beneficio de una comunidad) y cosas así porque, por lo regular, se toca en cada cosa que se necesite: en fiestas, procesiones, calendas, misas, velorios, etc. Entonces tenemos muy arraigado esa identidad que la música le da al pueblo y lo que el músico representa”.

El entrevistado disfruta la posibilidad, otorgada por la música, de conocer nuevos lugares y personas que de otra forma no hubiera llegado a ver. Como todo en la vida, Montes también encuentra en su actividad un lado negativo.

“No sé si es lo que no me gusta, pero lo pesado (con la música) es que debes ser constante, y si la descuidas puedes pagarla caro. Además, lo quieras o no, estás compitiendo todo el tiempo”.

La música, profesión y futuro

Si bien ahora Aarón se dedica profesionalmente a la música, las razones que lo hicieron tomar esa decisión no fueron las más sólidas.

“La verdad, decidí ser músico profesional porque no me decidía por nada y tocar es lo único que sabía hacer y ya, no hay más. La respuesta romántica sería porque me interesé mucho por la cultura musical de Oaxaca y decidí seguir la tradición de manera profesional como muchos de los músicos de allá”.

Montes considera que de no haberse decantado por el saxofón, hubiera seguido el camino de las letras.

“Me hubiera gustado ser escritor. Cuando estaba en la prepa escribí algunas cosas y junto con unos amigos hicimos un blog donde publicábamos lo que escribíamos, pero prefiero no decir más, no éramos bueno”, declara.

Al hablar sobre los logros cumplidos como saxofonista, el entrevistado resalta la creación de su grupo como parte fundamental de su carrera.

“El logro más grande como saxofonista creo que ha sido mi cuarteto. El hecho de que nos inviten a festivales internacionales, tocar frente a gente de todo el mundo, que reconozcan el trabajo que se hace en México y la música mexicana, y llegar a estar entre los mejores grupos de cámara del país es un gran resultado”.

En los planes de Aarón Montes está la búsqueda por seguir su preparación en el extranjero, algo que comenta “está difícil por la edad”. Si ese plan no se concreta, el saxofonista tiene claro los pasos a seguir.

“Si no puedo salir a estudiar al extranjero, quiero impulsar el saxofón en México: dar clases y seguir tocando y haciendo proyectos que ayuden a que la difusión del instrumento crezca en nuestro país”.

Bookmark and Share

Leer más...

lunes, 22 de mayo de 2017

INTEGRACIÓN CON ROSTRO HUMANO: BREATRIZ CANSECO

Ciudad de México (Aunam). Uno de los principales problemas que enfrenta América Latina es la reconfiguración de las alianzas entre los países menos desarrollados y las grandes potencias de la economía mundial, Estados Unidos y China, sin perder de vista el verdadero desafío de la región, “una integración multidimensional con rostro humano”, así lo expresó Beatriz Canseco en la mesa redonda “América Latina: desafíos de la integración continental”.


Las alianzas económicas en particular, así como los avances y retrocesos en este momento de reconfiguración política fueron el tema principal de la mesa organizada por el Centro de Estudios Latinoamericanos (CELA) de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (FCPyS).

Canseco, miembro del CELA, destacó la importancia del Caribe como fuente de recursos y puerta de entrada al continente, a través de la cual Estados Unidos ha mantenido su hegemonía en materia económica, cultural y de tratados internacionales.

Sin embargo, existen organismos de contrapeso como la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), en la cual países como Venezuela y Cuba han sido claves para el desarrollo de otras comunidades internacionales.

El objetivo del CELAC es propiciar el debate, la integración, la cooperación y la concertación política y ser un modelo que busque “fortalezas conjuntas frente a problemas regionales”.

Canseco destacó el enfrentamiento que existe entre estos modelos de integración pues “mientras de un lado existe la CELAC, que respeta la soberanía y la autodeterminación de las naciones, por el otro se encuentra Organización de Estados Americanos (OEA), que se ha caracterizado por su papel legitimador de las políticas intervencionistas de Estados Unidos, con lo que se pretende dividir al Caribe y someterlo para reducir su capacidad de vinculación con otros miembros”.

Por su parte, el embajador Francisco José Cruz abordo el tema desde el papel de México como actor en la integración latinoamericana, pues considera que “un país con alma latinoamericana, pero que también es un país norteamericano” tiene el compromiso de ser un puente que lleve los intereses de América Latina hacia el norte para la conquista de mercados.

En su intervención, la doctora Mariana Aparicio habló sobre la posición de México en la nueva era de Trump, una etapa de creciente nacionalismo con “políticas proteccionistas que han tratado de reencaminar los problemas que ha traído la globalización”, dando paso a dos tipos de pactos comerciales: regionalismo sur-sur y acuerdos discriminatorios norte-sur.

De acuerdo con Aparicio, lo que no debe perderse de vista es que si bien “se perciben cambios de afinidad, estos no chocan con los intereses de la política exterior estadunidense”. Es decir, que los acuerdos comerciales con otros países como China, no se traducirán en una mayor independencia política en América Latina pues Estados Unidos sigue interviniendo las decisiones políticas de los países latinoamericanos a través de la OEA.

Sobre este mismo José Hernández, doctor en Estudios Latinoamericanos, hablo sobre la importancia de las alianzas económicas, pero enfatizó “la integración como medio y no como fin, pues los objetivos son el desarrollo y el bienestar para la sociedad”.

Bookmark and Share

Leer más...

TROLEBÚS: ALTERNATIVA VERDE Y ECONÓMICA

Por Iris Aguirre Rodríguez y Diana Isela Carrera Salinas
Ciudad de México (Aunam). Desde el momento en que se anunció el alza de un peso en la tarifa del trasporte público de la Ciudad de México y el Estado de México, éste se vio reflejado desde el viernes 28 de abril en microbuses, combis y autobuses. El aumento no afectó el precio del Metro, Trolebús, M1 (antes RTP) y Metrobús.


Este incremento se combinó con la mala calidad del aire presente en la ciudad, producto de una alta concentración de contaminantes en el ambiente. Estos gases, consecuencia de la quema de combustibles, pueden repercutir en la salud de los habitantes. Entre las fuentes contaminantes principales se encuentran los transportes públicos, autos particulares, camiones, entre muchos más.

Ante esta situación, la capital cuenta con una alternativa muy viable para contrarrestar ambos problemas: el trolebús, un medio que desgraciadamente se encuentra en malas condiciones.

De acuerdo a los operadores del transporte, el sistema del trolebús se encuentra en el olvido de las autoridades capitalinas ya que no cuenta con una inversión adecuada para optimizar la calidad y el servicio de sus vehículos, que trasladan a una gran cantidad de pasajeros día con día.

Las cifras demuestran la falta de inversión: según datos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), el presupuesto destinado para la movilidad en 2016 fue de 50 mil 748 millones de pesos, de los cuales sólo el 2%, mil 184 millones de pesos, fueron destinados al transporte público en nuestro país.

Beneficio para la calidad del aire

El índice de la calidad del aire es una herramienta diseñada para informar a la población sobre el grado de contaminación en el ambiente. Muestra qué tan concentrados se encuentran los gases de efecto invernadero y cuáles podrían ser sus efectos en la salud.

El índice toma como base cinco de los contaminantes criterio: dióxido de azufre, monóxido de carbono, dióxido de nitrógeno, ozono y partículas suspendidas (PM); dicho indicador se muestra en una escala con valores que van del 0 al 500. Cuando el índice está por debajo de los 100 puntos, la calidad del aire no representa un riesgo para la salud.

Día con día se presenta una mala calidad del aire. Por ejemplo, el día 1 de mayo de 2017, la escala registró un valor de 118 puntos, presentando un riesgo para la salud de los capitalinos.

Es por ello que el trolebús aparece como una gran alternativa como medio de transporte, ya que al ser un medio eléctrico no representa un riesgo para el medio ambiente pues no emite gases contaminantes, a diferencia de los demás transportes que producen 150 mil toneladas de monóxido de carbono al año, de acuerdo con datos de la Secretaría del Medio Ambiente de la Ciudad de México. Así lo comentó un chofer de la unidad 4490, que trabaja desde las 5:15 am hasta las 11:30 pm toda la semana con solo un día de descanso.

“Ofrecemos un servicio anticontaminante y lo tienen descuidado completamente. Los carros de milagro están funcionando: tienen más de 30 años de servicio y tendrían que invertir en mejorarlos y ofrecer mejor servicio”.

Beneficio económico

Para muchos capitalinos, el trolebús ha pasado a ser un respiro para sus billeteras. Por tan solo 2 pesos, este transporte lleva a miles de personas a sus centros de trabajo o estudio. Es más barato que el microbús, combis, Metro y Metrobús, lo que se traduce en un beneficio para la economía del ciudadano que actualmente vive al día y tiene que buscar las medidas necesarias para hacer rendir su salario.

Otra ventaja del trolebús es la seguridad que brinda respecto a otros transportes. Fernando Arredondo, de 22 años, sale a las 5:30 de la mañana para llegar a su trabajo. Toma el primer trolebús de la ruta 6, que sale de la colonia San Felipe de Jesús a metro Hidalgo.

“Me agrada viajar en el trolebús porque es muy económico, con tan solo dos pesos de aquí de la San Felipe me puedo trasladar al centro de la ciudad en tan solo una hora. También me siento muy seguro y sin miedo de ser asaltado”, comenta.

Finalmente, la red de trolebuses cuenta con 8 líneas, las cuales no se dan abasto para trasportar diariamente a las personas que usan este medio. Por ello, resulta necesario que el gobierno de la Ciudad de México destine más recursos para el mantenimiento de las unidades del transporte eléctrico y así optimizar este servicio que beneficia a los ciudadanos y al medio ambiente.

Bookmark and Share

Leer más...

jueves, 18 de mayo de 2017

LOS MIGRANTES HUYEN DE LA PESADILLA MESOAMERICANA: AMARELA VARELA

Por Diego Caso
Ciudad de México (Aunam). A pesar de ciertas investigaciones que muestran un descenso en el número de migrantes que cruzan hacia Estados Unidos, Amarela Varela, académica de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM), señaló que el cambio esencial en este tema ha sido la disminución de la migración laboral y el aumento de los desplazamientos forzosos.


“No hay un decrecimiento de la migración; hay un decrecimiento de la migración laboral, pero la migración en la época actual, su característica principal, es que no está persiguiendo el sueño americano, sino que esta huyendo de la pesadilla mesoamericana”.

En el conversatorio “Migración post epocal. Trump y su combate a la otredad”, la doctora en Sociología subrayó la necesidad de incluir en la agenda migratoria de México el desplazamiento de connacionales dentro del país ocasionado por los niveles de violencia desatados en sus lugares de origen por el crimen organizado.

Varela afirmó que la situación de vulnerabilidad enfrentada por los migrantes no es un contexto provocado por el gobierno de Donald Trump, sino que viene desde la década de los noventa, cuando la migración ilegal pasó a considerarse como un problema de seguridad nacional, lo que llevó a organismos norteamericanos a iniciar una “externalización de las fronteras”.

“Con la externalización se busca gobernar las migraciones para gestionarlas de una mejor manera para que den más plusvalor. Se ha hecho de nosotros (México) el muro más grande del muro, porque nosotros deportamos a 8 de cada 10 migrantes que intentan llegar a EU con el dinero de nuestros impuestos”.

Varela enfatizó que esta estrategia mueve cada vez más “el muro norteamericano” hacia el sur mediante la suscripción de convenios multilaterales entre Estados Unidos, Canadá, México y América Central, con el objetivo de establecer un gobierno del tránsito migratorio que genera un beneficio económico.

“Un sin papeles no es el resultado de una suma de decisiones familiares para sobrevivir a la neoliberalización […], los doce millones de ilegales en Estados Unidos son una construcción estatal, el resultado de una serie de políticas y leyes que los ilegalizaron para poder explotarlos”.

Sobre este mismo tema, la doctora agregó que existe el fomento a cierto necropolítica, cuyo objetivo es la división de la comunidad mexicana en Estados Unidos y que se basa en la constante separación de los miembros de una familia. Por ello, el gobierno de México debe entrar de lleno a la discusión de políticas de integración y crear programas universitarios que ayuden a crear estrategias de incidencia para los migrantes retornados.

Bookmark and Share

Leer más...

miércoles, 17 de mayo de 2017

"LXS PERRXS" DEL CHE

Por Adela Sánchez Olvera
Ciudad de México (Aunam). Daiser, un pequeño perro chihuahua con grandes ojos saltones negros, permanece en la maceta de concreto que se encuentra detrás de los vendedores de sushi. Con sus dos pequeños dientes quita la poca carne que le queda a un hueso, que le dio momentos antes una chica alta, delgada y con rastas.


El chihuahua se deja acariciar por los estudiantes que pasan por el famoso pasillo de Filosofía, que se encuentra inundado de diversos olores de comida, como los tacos de mixiote, el platillo más solicitado en este pasillo-comedor.

Lo contrario de la pasividad y amabilidad de Daiser lo representa Puky, un canino flaco y con el pelaje desarreglado que muestra en las barbas restos cafés de la sopa que se comió. Esta pequeña bola amarillenta reacciona de manera violenta cuando un joven se acerca a acariciarlo: ladra tan fuerte que los chicos que cruzan la calle se sobresaltan y sus ojos pasan a contemplar la rabieta de Puky.

“Te va a morder”, le advierte el vendedor de sushi con un bocado de comida en la boca. El joven por segunda vez intenta acercarse al perrito que vuelve a ladrar y lanza ahora una mordida, que el chico logra evadir. “¡Puky!”, le llama la atención una chica que se encuentra en el mismo puesto. “¡Qué violento compa!”, le reclaman y éste se refugia debajo de una silla, con una cara de susto que lo hace ver tierno después de su ataque.

Las reacciones violentas de Puky ante desconocidos son normales, reconocen los integrantes de la comunidad Okupa Che, después de lo ocurrido el 3 de marzo de 2014.

Ese día dos grupos se enfrentaron por el control del auditorio. Hubo torturas a base de choques eléctricos para los okupas que velaban esa noche el auditorio. Los golpes también alcanzaron a Puky y su mamá Lola, quien falleció debido a las heridas. Desde entonces Puky se muestra agresivo con toda la comunidad ajena a los colectivos que permanecen en el auditorio.

Sin embargo, el pequeño canino se muestra cariñoso y protector con los integrantes de la comunidad; pasa de brazo en brazo como si de un bebé se tratara y se recuesta en las piernas de los okupas, a tal grado que llega a dormirse. De igual manera come al lado de los vendedores de sushi, tortas, accesorios, discos, libros, ropa y demás puestos que le dan fama al pasillo de la Facultad de Filosofía y Letras que conecta con la Biblioteca Central.

Los integrantes del colectivo tienen la firme ideología de que no son animales, sino seres vivos que tienen los mismos derechos y la libertad para elegir con quien quieren pasar su tiempo, por lo que no los atan y los dejan andar sueltos, hasta irse de vacaciones.

Si bien es cierto que el colectivo de Okupa Che está lleno de diferentes ideologías –como anarquismo, feminismo, veganismo, comunismo o incluso de aquellos que apoyan el Movimiento de Liberación Animal– resalta que tanto Emma, Puky y Daiser no son animales ni mascotas: ellos forman parte de la comunidad. Por lo tanto son llamados compas, compañeros y camaradas.

Con las diferentes actividades que se realizan en el auditorio, se recauda el dinero para su mantenimiento. Un ejemplo de esto es el comedor vegano, que funciona desde el 2001. Además, los recursos recabados se utilizan para la supervivencia de los colectivos y sus integrantes y, por lo tanto, también de los compañeros perrunos que se encuentran en un auditorio tan polémico.

Conforme transcurre el día y llega la tarde noche, Emma, Puky y Daiser se acomodan a las afueras del auditorio, viendo a los jóvenes pasar. Algunos voltean a ver a los camaradas caninos, sonríen, y con una exclamación de ternura y voz aguda dicen “Mira, ¡qué bonito perrito!” y continúan su camino dejando atrás las miradas de estos tres perritos, protectores de su comunidad.

Bookmark and Share

Leer más...

martes, 16 de mayo de 2017

CAMANINO

Por Adela Sánchez Olvera
Ciudad de México (Aunam). Al pasar por el famoso pasillo de Filosofía y distinguir los diferentes puestos de comida vegetariana, así como el olor tan peculiar de los tacos de mixiote, pueden observarse en la entrada del auditorio Justo Sierra, mejor conocido como el Che Guevara, tres distintas razas de perros; uno pequeño, otro mediano y uno grande.


Llevan por nombre Daiser, Puky y Emma respectivamente. Pertenecen a la comunidad de los okupas, el sobrenombre que comparten las distintas personas que se encuentran en el auditorio. Daiser y Emma se muestran amigables y cariñosos con los diferentes estudiantes de las diversas carreras ofrecidas en Filosofía que se acercan a jugar con ellos o simplemente a acariciarlos.

La “mamá” (la joven prefirió no dar su nombre) de Puky comenta que esta pequeña perrita sufrió un colapso de pulmón tras una riña con otros perros a principios del mes de febrero y que “casi no la libra”. Sin embargo, poco a poco se ha ido recuperando, aunque Puky aún tiembla y a veces hasta huye para esconderse. “Desde el accidente quedó un poco espantada”, dice su mamá.

A raíz del accidente de Puky, la comunidad del Che Guevara solicitó ayuda en su página de internet para cubrir sus gastos, ya que éstos rondaron entre los mil y tres mil pesos. Para ello realizaron un bufete vegetariano el pasado 8 de febrero, donde todas las ganancias serían destinadas para la recuperación del “compa”.

Estos perritos, que acompañan a la comunidad día a día, tienen la libertad de moverse y hasta suelen dar paseos con los estudiantes que ya conocen, para después regresar a su hogar y acompañar a sus “papás” en alguna charla política o simplemente echarse en la entrada del auditorio.

La comunidad de los okupas acepta cualquier donación para mantener a los perritos, desde comida hasta tiempo de juego. Con respecto a la comida comentan que en ocasiones los integrantes de la comunidad difícilmente comen. Sin embargo, siempre buscan darle aunque sea un bocado a sus amigos caninos, puesto que todos son parte de una cooperativa y tienen los mismos derechos.

Asimismo tratan de cumplir los antojos de sus compañeros perrunos, pues éstos no son amantes de las croquetas y prefieren las buenas piezas de pollo –muslo, pierna y pechuga–. Tratan de alimentarlos como a ellos les gusta, aunque de vez en cuando les dan sus tacos de mixiote.

Sus dueños tratan de variar las dietas de Daiser, Puky y Emma, ya que defienden la idea de que a ningún ser vivo le gustaría comer lo mismo durante toda su vida. Cuando los recursos no alcanzan para comprarles sus alimentos favoritos, sus “papás” esconder algunos croquetas entre el puré que hacen con verdura y caldillo.

Así como tienen muchos amigos de otras facultades, hay momentos en que Emma, Puky y Daiser prefieren la soledad y se esconden en el gran auditorio así como debajo de las mesas de la Fanzinoteka, que es un espacio que cuenta con diferentes fanzines, folletos, carteles sobre diferentes movimientos e ideologías compartidos en esta facultad.

Los okupas festejan y dan las gracias cuando les llega algún donativo para sus camaradas caninos; más allá de cualquier prejuicio contra ellos, los okupas consideran un bienestar el saber que hay personas ajenas a sus ideologías que se preocupan por los perritos que habitan en el auditorio más polémico de la UNAM.

Bookmark and Share

Leer más...

EXPERIMENTO ALICE FACILITA LA RECREACIÓN DEL INICIO DEL UNIVERSO

Por Mónica Santos Vargas
Ciudad de México (Aunam). En conferencia de prensa Gerardo Herrera Corral, miembro del Centro de Investigación y Estudios Avanzados (CINVESTAV) del Instituto Politécnico Nacional, e Ildefonso León, académico de la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS), presentaron los resultados obtenidos en el experimento ALICE (A Large Ion Collider Experiment, por sus siglas en inglés), que busca recrear los primeros instantes del universo y cuyos datos resultan importantes para la investigación de la física de la materia.




A través de una colisión de protones se formó un plasma muy denso y caliente llamado quark-gluón, semejante a la sopa primitiva. Con base en la explicación de los investigadores, esa era la forma del universo unas millonésimas de segundo después del Big Bang. 

El objetivo principal de ALICE es “recrear el estado de la materia que tenía el universo cuando apenas tenía diez microsegundos de edad”, explicó el investigador Gerardo Herrera, esto con el fin de entender cómo era el universo justo en su origen.

El descubrimiento consiste en la formación de colisiones (choques) entre protones, que viajan a velocidades cercanas a la de la luz (300 mil kilómetros por segundo). Este sistema es más sencillo y no se utilizan iones de núcleos pesados. 

“Se está produciendo, en la colisión de protones, el mismo plasma de quarks que aparece en la colisión de iones (...) estado primordial del universo, y por alguna razón se está generando en la colisión más sencilla”, expresó Herrera. 

El investigador resaltó que estos datos ayudan a entender mejor el procedimiento de formación de las partículas, la generación de los quarks centrales y la importancia de estudiarlos de una manera asequible, así como la relevancia de protones contra protones. 

Los investigadores publicaron sus resultados y conclusiones en el artículo “Aumento en la producción de hadrones con extrañeza en colisiones de alta multiplicada de protones contra protones” en la revista Nature Physics. 

Las instituciones mexicanas involucradas en el detector ALICE son el Centro de Investigación y Estudios Avanzados (CINVESTAV), el Instituto de Ciencias Nucleares y el Instituto de Fìsica de la UNAM, la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS) y la Benemèrita Universidad Autònoma de Puebla (BUAP). A nivel global, más de mil 500 físicos, ingenieros y técnicos, así como aproximadamente 350 estudiantes forman parte del proyecto. 

ALICE forma parte del Gran Colisionador de Hadrones (Large Hadron Collider, por sus siglas en inglés) que está en el Centro Europeo de Investigaciones Nucleares (CERN) en donde se producen colisiones de protones con una energía muy alta. 

Bookmark and Share

Leer más...

jueves, 11 de mayo de 2017

MIENTRAS NOS DURE EL VEINTE: EL ROCK DE LA LITERATURA

Por Ixtlixochitl López
Ciudad de México (Aunam). El juego de luces anuncia el inicio del espectáculo: el morado pinta el escenario mientras algunos focos amarillos destellan de vez en cuando, permitiendo vislumbrar mejor los rostros de los personajes sobre la tarima. La pantalla del fondo se enciende y aparece una serie de imágenes con una fecha: 1973.


Juan Villoro se hace del micrófono y pasa de escritor a frontman. Su voz es el hilo conductor que aumenta o disminuye la gravedad del sonido; es el encargado de contarnos las historias perdidas en ciudades eternas que no duermen nunca; de mentar los lugares que no existen más, pero cuyo eco no ha dejado de sonar en el túnel del tiempo.

Su afición por el rock lo ha llevado a escribir los relatos que inspirarían a Diego Herrera, tecladista de Caifanes, a componer unas cuantas melodías con las que naciera Mientras nos dure el veinte, un espectáculo que se ha presentado a lo largo y ancho del país en ciudades como Tijuana, Mérida, Oaxaca, Pachuca, entre otras.

En cada una de estas presentaciones el proyecto se ha ido nutriendo, integrando textos de diversos autores pertenecientes a distintas regiones del país. La complicidad de la banda se nota en los textos; cada sonido y silencio se suman de mejor manera. La literatura y la música parecen haber alcanzado el mismo grado de sonoridad. El caso más representativo es el de Misa Fronteriza, un texto original de Luis Humberto Crosthwaite que retrata la realidad de los migrantes michoacanos y su relación con la frontera.

De pronto, las carcajadas estallan. Inesperadamente Donald Trump ha irrumpido en la escena con el copete rubio que tanto lo caracteriza. La máscara del magnate güero, ahora presidente, la porta un integrante del staff que entra y sale al momento, pero que da inicio a la misa. El ritmo de la batería ha cambiado, el compás del instrumento ya es distinto, el rock se ha guardado en la maleta, como los sueños de las personas que nacieron al oeste del país y viajan hacia el norte. El silencio del desierto lo sustituye la guitarra y lo ilumina la figura de un ídolo ranchero que se convirtió en mariachi de nombre José Alfredo.


Una ciudad del norte trata de ser explicada de manera precisa y preciosa, un taxista defeño describe a Chicago, Satélite y el Zócalo como sus puntos de comparación, de referencia. La ciudad solitaria sin bullicio ni caminatas domingueras lo hace sentir nostalgia. “¿De Chicago? ¡No! De México” Allá se vive diferente, apenas se sobrevive de la añoranza.

Esta ciudad, con sus calles amplísimas y a veces demasiado estrechas, es la plaza donde la vida de los ricos y los pobres sucede, donde los hijos de buena cuna quieren nuevos horizontes igual que los de la mala. Alfonso André, baterista de Caifanes, aspiraba a tocar, a raspar la realidad. Gracias a los discos de los Sex Pistols quiso convertirse en punk, mando al diablo los cuadernos pautados y las clases de guitarra y se buscó un alias que inspirará una expresión desencajada: “Phonsy Asshole”, el punk del Pedregal.

La capacidad del Villoro para transportarnos de un lugar a otro se completa con la intensidad de estos músicos experimentados. Los asistentes no ponen resistencia, ni siquiera se agarran al asiento para saltar de una ciudad a otra. El asombro sale de sus cuencas para plantarse en el escenario, manotean y muestran los dientes a la menor provocación, sudan sin darse cuenta. Recuerdan la época de los teléfonos de monedas, la dificultad para dejar atrás el tabú de la sexualidad, su primer contacto con la música a través de la radio, la misma que tuvo el autor de estos textos y que lo hizo desear, como a la mayoría, ser una estrella de rock. Lo ha conseguido.

Juan Villoro se encontró temprano con su pasión por las letras, lo que le hizo olvidar sus ganas de ser músico. Sin embargo, su afición por el rock no puedo ser abandonada nunca: la trasmuto en historias y las cuenta ahora, mientras cumple sus sueños detrás de un micrófono y frente a una banda improvisada de rock.

El veinte es parte esencial de cientos de expresiones mexicanas, se usan diariamente sin pensar de donde viene. Su origen se encuentra en las cabinas telefónicas que solían funcionar con una modesta moneda de veinte centavos, una cantidad aparentemente despreciable, pero que a veces puede ser la cantidad necesaria para completar una cifra tal vez perfecta. Estos músicos han usado esa moneda para hablar ante el público y hacer de la letra canción.


Segunda parte del texto Bookmark and Share

Leer más...

MEXICO SIN INSTRUMENTOS EN LA RENEGOCIACIÓN DEL TLCAN: PABLO RUIZ

Por Diego Caso
Ciudad de México (Aunam). El gobierno mexicano se encuentra en desventaja en la inminente reestructuración del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), debido a la falta de instrumentos de defensa de la economía arrastrada desde la instauración del modelo neoliberal en México.


En el foro universitario “Comercio Exterior”, el doctor Pablo Ruiz Nápoles, académico de la Facultad de Economía de la UNAM, expuso que la ausencia de un sistema proteccionista en México complicará el escenario de la renegociación del TLCAN con los gobiernos de Estados Unidos y Canadá.

“No tenemos instrumentos con los cuales negociar. La gente que trabajaba antes en el sistema de protección (de la economía) ya no está. Los instrumentos que manejábamos antes en materia financiera, como los créditos blandos, el mismo topo de cambio, ya no existen. México deshizo su sistema proteccionista y Estados Unidos lo mantuvo”.

En el análisis hecho sobre los beneficios del TLCAN, Ruiz Nápoles señaló la generación de empleos como una de las áreas donde dichas ventajas son menores a las esperadas por la misma naturaleza de las economías neoliberales.

“Sí hubo un efecto favorable de empleo producido por las exportaciones (hacia Estados Unidos), pero fue contrarrestado por toda la gente que perdió su empleo (en México) por las importaciones. No hay incremento neto del empleo, sino que unos ganan y otros pierden”.

Sobre este tema Óscar León Islas, profesor de la misma facultad, subrayó la importación de bienes intermedios por parte de las empresas trasnacionales asentadas en México como un factor que desacelera la creación de más empleos.

“México tiene básicamente un modelo maquilador, con muy poco grado de contenido nacional, factor por el que no hay un arrastre con el resto de empresas locales. En ese sentido, el ritmo de crecimiento de las exportaciones no ha sido seguido por el ritmo de crecimiento del Producto Interno Bruto nacional”.

De acuerdo con León Islas, por cada dólar de exportaciones mexicanas, solamente 30 centavos tienen que ver con componentes nacionales y el grueso de esa cantidad se destina a salarios.

Sobre el mismo tema, el académico tomó el déficit comercial anual de la economía –aproximadamente de 24 mil MDD–, como ejemplo de la falta de una mejora sustancial en el comercio de México.“Estamos donde empezamos. Esto quiere decir que los ingresos en divisas que obtenemos con el superávit exportador los gastamos en las importaciones y todavía quedamos a deber. En pocas palabras estamos en la misma situación, exactamente igual que cuando empezó el TLCAN”.

Como consecuencia, remarcó el catedrático, la distribución del ingreso en la población mexicana tampoco ha mejorado, “incluso está cada vez peor”, por lo que urgió a las autoridades correspondientes diseñar una solución integral a la desigualdad.

“Tenemos que replantearnos la situación de otra manera: si queremos ver hacia delante, tenemos que replantear el modelo de crecimiento desde sus bases y construir un nuevo aparato de desarrollo. Lo importante es reconstruir el aparato del Estado que nos servía antes”.

El evento formó parte de la serie de foros universitarios “la UNAM y los Desafíos de la Nación”, organizados por la máxima casa de estudios. Estas conferencias continuarán hasta el 30 de mayo próximo.

Bookmark and Share

Leer más...

lunes, 8 de mayo de 2017

PUMAS SE DESPIDE DEL TORNEO CON DERROTA

Por Gerardo Padilla
Ciudad de México (Aunam). Pumas y Puebla se enfrentaron en la última jornada del Torneo Clausura 2017, partido en el que ambos equipos llegaron sin posibilidades de acceder a la liguilla. El conjunto de la Franja consiguió la victoria por la mínima diferencia; el autor de la anotación fue Francisco Torres.


La primera ocasión de peligro llegó por parte del conjunto auriazul. Al minuto 12, Jesús Gallardo mandó un centro desde el sector izquierdo para Josecarlos Van Rankin, quien cabeceó, pero su remate fue hacia el lugar donde se ubicaba el guardameta del Puebla, Fabián Villaseñor.

La respuesta del conjunto camotero se presentó siete minutos más tarde. El exjugador de Pumas, Emilio Orrantia, recibió el esférico y desbordó por la banda derecha, dejó atrás a su marcador más cercano y disparó, pero el arquero universitario, Alfredo Saldívar, atajó el balón.

Los minutos posteriores de la primera parte se jugaron en media cancha, con ambos equipos buscando mantener la posesión del balón, pero sin generar peligro en el arco rival.

Apenas habían transcurrido unos segundos de la parte complementaria cuando el conjunto de Puebla se fue al frente en el marcador. Emilio Orrantia volvió a llegar por el sector derecho y centró el esférico para Francisco Torres, quien remató totalmente solo frente a la portería y mandó el balón a las redes.

Los del Pedregal se fueron al frente en la búsqueda de la anotación del empate. Al minuto 63, Jesús Gallardo llegó a línea final y retrasó el esférico para Javier Cortés; el 7 de los Universitarios disparó desde fuera del área, pero el balón se fue desviado de la portería. El partido continuó con los dos equipos buscando dominar la media cancha, lo que neutralizó las llegadas a las áreas rivales.

El partido culminó con victoria para los visitantes. Puebla quedó en la última posición de la tabla general con 16 unidades, mientras que los universitarios se ubicaron penúltimos con solo 18 puntos.

Bookmark and Share

Leer más...

RECURRIR A LA PARADIPLOMACIA, IMPORTANTE EN RENEGOCIACIÓN DEL TLCAN

Por Diego Caso
Ciudad de México (Aunam). El gobierno de México debe dirigir sus esfuerzos a crear y mejorar los lazos comerciales con los estados de la Unión Americana con los que trabaja ante la amenaza latente de una salida de los Estados Unidos del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).


En el ciclo de conferencias “¿Los primeros 100 días de Napoleón? Trump y la grandeza de América”, el doctor Roberto Zepeda Martínez, miembro del Centro de Investigaciones sobre América del Norte (CISAN) de la UNAM, subrayó la necesidad de recurrir a la paradiplomacia y seguir el ejemplo del gobierno canadiense.

“México y Canadá pueden visitar a los estados más importantes (de Estados Unidos) como ya lo está haciendo (Justin) Trudeau y algunos premiers de las provincias de Canadá para resaltar las ventajas (de mantenerse en el TLCAN)”.

De acuerdo con Zepeda, en la actualidad México se ubica como el principal socio comercial de cuatro estados de la Unión Americana, el segundo socio más importante para otros 25 y el tercero para cuatro entidades más, por lo que estos datos deben ser tomados en cuenta por Estados Unidos en la futura renegociación del TLCAN.

Según datos del Woodrow Wilson Center, el TLCAN genera en Estados Unidos alrededor de 14 millones de empleos, siendo cinco de ellos creados por el comercio con México.

Sobre el mismo tema la maestra Consuelo Dávila Pérez, académica de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (FCPyS) de la UNAM, agregó que la salida de Estados Unidos del Acuerdo Estratégico Transpacífico de Asociación Económica (TTP, por sus siglas en inglés), significó un duro golpe para México debido al esfuerzo y tiempo dedicados por el gobierno mexicano para poner en marcha dicho acuerdo.

La universitaria resaltó también que el TPP representaba una actualización favorable de algunos temas dejados fuera originalmente del TLCAN, como patentes, comercio electrónico, cláusulas ambientales y laborales.

Preocupante que Estados Unidos vuelva a visión unilateral de la migración

Dávila Pérez alertó sobre la falta de cooperación del gobierno estadounidense para trabajar en el tema migratorio, una posición que “ha generado miedo, incertidumbre y donde se muestra que Estados Unidos vuelve a una visión unilateral del problema”.

La académica mencionó que a pesar de los beneficios reportados a diferentes áreas de la economía estadounidense, las autoridades de ese país, lideradas por un Donald Trump con un discurso marcadamente antiinmigrante, no reconocen la necesidad de la mano de obra de otros países.

Dávila Pérez también remarcó que la ausencia de colaboración puede trasladarse a otras áreas de trabajo binacional, como lo es el combate al narcotráfico.

“En Estados Unidos no se reconoce que también hay un trafico de estupefacientes, corrupción y un alto número de consumidores. Entonces volvemos otra vez a la visión unilateral del problema que no ayuda a darle una solución”.

Bookmark and Share

Leer más...

domingo, 7 de mayo de 2017

MUERTE EN CIUDAD UNIVERSITARIA: MOTIVO DE DEBATE Y REFLEXIÓN

Por Liliana Quiroz Zavala
Ciudad de México (Aunam). Llegó la una de la tarde y comenzó la asamblea. Pocos fueron los que asistieron a la explanada baja frente al auditorio Ricardo Flores Magón, apenas 150 estudiantes de los más de 10 mil que conforman la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales. Los presentes, con sus mochilas al hombro, se sentaron en las escaleras, en los alrededores de la calurosa plaza estudiantil. Unos estaban dispersos, otros muy atentos a las voces que tomaban el micrófono.


“Fue un feminicidio y está enmarcado en la violencia que hoy azota el país” dijo indignada una joven proveniente del Instituto de Humanidades. “Hay que demandarle a nuestras autoridades universitarias que nos cuiden, que hagan su trabajo” fue otro reclamo. “Entre nosotros hay que cuidarnos compañeros, ya sabemos que no podemos depender de la autoridad” le contestó un joven de movilidad proveniente de Nuevo León. “Hay que marchar, mañana todos a marchar contra la violencia”.

En la asamblea el ambiente era de confusión e indignación por el hallazgo del cuerpo sin vida de Lesby, una joven de 22 años encontrada alrededor de las 7 pm entre la Facultad de Química y el Instituto de Ingeniería el miércoles 3 de mayo. La violencia alcanzó a Ciudad Universitaria o como lo calificó otra compañera, “se expresó bestialmente”. Esa violencia que ya rebasa por mucho los 300 mil muertos y 40 mil desaparecidos en México; una guerra que como califican periodistas como Carlos Fazio, “es amoral y alegal, propia de una democracia criminal y mafiosa”.

Una guerra de la que hablaron en la asamblea apenas una centena de estudiantes en Ciudad Universitaria, un ciento que se sumó a la protesta de todas esas voces indignadas por esta crisis de odio, inseguridad y violencia que ha desangrado al país desde el gobierno de Calderón y se ha incrementado durante la presidencia de Enrique Peña Nieto.

Así discutieron los jóvenes sobre el estado y las perspectivas de la seguridad pública que como reconoce el reclamo callejero, la movilización organizada, la opinión pública, la academia, organismos de derechos humanos, entre otros han sido incapaces de garantizar el libre ejercicio de los derechos más elementales de la población.

La convocatoria de marchar hacia el zócalo se acordó por consenso. Poco a poco fue finalizando el espacio de información y debate construido por aquellos que se solidarizaron con una muerte más en el país Acabó la asamblea, pero quedaron los ecos del hartazgo, del miedo y el hondo silencio de la muerte.

Bookmark and Share

Leer más...

LOS QUE SE OCULTAN

Por Liliana Quiroz Zavala
Ciudad de México (Aunam). La plaza Perisur se yergue imponente desde sus mil novecientos ochenta metros de altura constituyendo uno de los centros comerciales más importantes del país. Liverpool, Sears y El Palacio de Hierro se aglomeran para aparentar una enorme caja de cristal en donde son posibles los sueños. A las once de la mañana, las puertas eléctricas de vidrio templado reciben a los exitosos, a los elegantes. Por los pasillos andan los que pueden comprarlo todo y los que se conforman sólo con ver detrás de los aparadores.


Los compradores hablan el lenguaje del dinero: “mamá, éstos están de oferta” asegura una adolescente que busca entre los jeans unos de su talla; “¿y si vamos a ir por mi reloj swatch? reclama un niño pequeño de cabellos rojos; “Alberto me dijo que hoy en L’Occitane había descuentos”, advierte una mujer a otra. El ambiente se ha transformado en los almacenes, la moneda es la conversación. Aún con los pasillos luminosos, la excitación por el consumo enturbia la visión y la realidad de los que trabajan ahí se oculta tramposamente.

Una barrera de piedras volcánicas que adorna el estacionamiento de la plaza dibuja otra entrada: la pendiente por la que pasan los trabajadores de Perisur. Un túnel ancho, que poco a poco se oscurece, deviene en una bodega húmeda y fría donde los sonidos del exterior se resguardan y se simulan puertas entre las paredes desgastadas. La zona de descarga número cuatro es la ruta de acceso de los que sostienen la mole gigantesca de placeres deliciosos, glamour y status.

Pasan por ahí los uniformados identificados con gafetes: intendentes, basureros, cocineros, cargadores. A los que dicen “estoy para servirle” les corresponde otra forma de entrar y salir. La casa de cristal los divide, haciéndolos invisibles. Es casi imposible verlos en medio de tantas distracciones. Los almacenes y las marcas se apoderan del espacio, transformando las caras humanas que recorren los pasillos en ojos cegados por las cosas. Inconsciente, la indeferencia se apodera de su andar y la historia de los que trabajan ahí queda escondida.

Sin embargo, ahí están ellos. Llegaron antes que los otros. Entraron por la puerta oscura para dejarlo todo listo antes de las once de la mañana. Descargan, limpian, ordenan, barren, trapean, acomodan. Su condición no les permite ir con la mirada distraída: tienen las caras bajas y en su actitud hay resignación y disciplina.

Los trabajadores de las tiendas juegan un papel distinto: tuestan el café, hacen el pan, acomodan los zapatos, planchan la ropa, friegan los pisos, controlan la seguridad, recogen la basura, obedecen órdenes, producen, ríen y callan.

Los compradores pueden y merecen todo mientras las manos invisibles hacen su trabajo. Para ellos no sirven los descuentos, las ofertas, los miles de artículos claves para la felicidad. Producen las cosas que otros disfrutan, pero no merecen todo lo exhibido en los aparadores.

“Sin los trabajadores no existirían los ferrocarriles, los automóviles, los coches. Nada de lo que es útil al hombre existiría sin los trabajadores” dijo alguna vez el luchador social yucateco Felipe Carrillo Puerto. En sus palabras había un intento de reconocimiento desesperado para los que llevan a cuestas la riqueza humana. En la caja de cristal, hay un fragmento de esa historia que tímidamente se oculta entre las sombras.

Bookmark and Share

Leer más...

viernes, 5 de mayo de 2017

SOLUCIONES PARA LA PARTICIPACIÓN DEBEN VENIR DE LA SOCIEDAD: LORENZO CÓRDOBA

  • El contexto nacional es desfavorable para la participación ciudadana
  • "Quien no participa en las elecciones, se autoexcluye de la toma de decisiones", destacó.
Por Diego Caso
Ciudad de México (Aunam). Para mejorar las condiciones de la participación ciudadana en los procesos democráticos, las soluciones deben venir “desde abajo y desde adentro” de la sociedad para crear una nueva cultura cívica. Así lo enfatizó Lorenzo Córdoba en el foro universitario “Democracia y Participación Ciudadana”.


En la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (FCPyS) de la UNAM, el presidente del Instituto Nacional Electoral (INE) resaltó que los esfuerzos para lograr dicha cultura no pueden ser exclusivos de instituciones del Estado, sino que se espera formen parte de una colaboración entre gobierno, organizaciones de la sociedad civil, universidades e incluso medios de comunicación, “articulados y alineados bajo una cultura política de largo alcance”.

“Hoy no basta con que se tomen decisiones para que una democracia sea robusta en los espacios institucionalmente previstos para ello, sino que esa decisión tiene que estar acompañada por un amplio debate […] en distintos espacios […] institucionales en donde la integración de los ciudadanos –y por ende la participación ciudadana– tiene que propiciarse”.

Córdoba también subrayó el ambiente que rodea a la participación ciudadana como un factor determinante en su aumento o disminución, contexto que, en el caso de México, es desalentador.

“Nuestro contexto es profundamente desfavorable para la participación ciudadana. Hoy los grandes […] problemas nacionales son un elemento que no pueden desasociarse del mal estado de la cultura cívica: la pobreza, la desigualdad, la impunidad, la corrupción, la inseguridad forman parte del contexto en el cual la democracia mexicana tiene que recrearse”.

El titular del INE remarcó que la influencia de un escenario de estas características puede llevar a las personas a un desencanto con los procesos democráticos. Sin embargo, al recordar las elecciones programas para este año, Córdoba llamó a evitar el abstencionismo.

“Quien no participa en las elecciones simplemente se está autoexcluyendo del proceso de toma de decisiones jurídicas. El abstencionismo lo único que produce es el delegar a otros la capacidad de decidir por todos”.

La confianza de la ciudadanía es vital para garantizar la democracia. Sin embargo, según datos publicados por el INE en su “Informe país sobre la calidad de la ciudadanía en México”, el 72% de los ciudadanos considera que no se puede confiar en prácticamente nadie fuera del circulo familiar. Por ello, Córdoba advirtió de la necesidad de recuperar la certeza de las personas.

“Si queremos que nuestra democracia funcione bien, tenemos que resolver esos grandes problemas estructurales que hoy están siendo en buena medida fuente de los problemas (de participación ciudadana)”.

El evento formó parte de la serie de foros universitarios “La UNAM y los desafíos de la Nación”, organizada por la máxima casa de estudios durante los meses de abril y mayo. Las conferencias restantes se realizarán los martes y jueves del mes en curso.

Bookmark and Share

Leer más...

martes, 2 de mayo de 2017

LOS PELIGROS DE SER PERIODISTA EN MÉXICO

Por Jazive Jiménez
Ciudad de México (AUNAM). Es sábado, casi las cuatro de la tarde. El Centro Cultural Universitario (CCU) está de fiesta, con la música acompañada del andar de cientos de personas y de libros que están por aquí y por allá. La Fiesta del Libro y la Rosa ha comenzado.


En el fondo se encuentra el Foro Fuente, con una apariencia prometedora de mucho aprendizaje y entusiasmo. Es momento de darle lugar al periodismo mexicano.

No hubo cabida para toda la gente que se dio cita en el foro. Aun así, a pesar del cansancio, la opción no era rendirse. Le pido a las piernas resistir un par de horas más para escuchar a dos periodistas mexicanos comprometidos con su profesión. Sanjuana Martínez y Fabrizio Madrid.

Mientras el público se acomoda en sus lugares, Sanjuana entra con esa fuerza que la caracteriza y una sonrisa para todos. Los aplausos no se hacen esperar y todos empiezan a hablar sobre lo cambiada que se ve con ese nuevo look. Jóvenes y adultos quieren que tome la palabra y diga lo que todos ya saben, pero que es necesario confirmar con su propia experiencia.

El tiempo es poco para todo lo que hay que decir. El periodismo ha sufrido demasiado, por decir la verdad. “El 99.3% de asesinatos a periodistas no son investigados. Tan sólo de lo que va del año, hay 120 periodistas asesinados, 25 desaparecidos y 24 horas al día son acosados por decir la verdad, todo esto documentado por (la organización) Articulo 19” menciona Sanjuana Martínez.

La situación del periodista en México es cada vez es más peligrosa: a partir de la guerra contra el narcotráfico, iniciada por el entonces presidente Felipe Calderón, el ambiente ha empeorado, es más difícil decir la verdad y no temer a represalias. El escenario desfavorable se atribuye a la falta de interés de los políticos. “Al gobierno no le conviene protegernos, pues nosotros nos encargamos de revelar asuntos importantes de la corrupción dentro del gobierno”, comenta con sarcasmo la periodista.

La mirada de la gente dice más que mil palabras: coraje, asombro y tristeza hacen del lugar un alma silenciosa. Son muchos ataques contra la libertad de expresión. México siempre ha callado a sus periodistas con múltiples estrategias. Hoy la violencia de género se hace presente por la importancia que tienen las mujeres en el periodismo social.

Sanjuana sigue hablando al público de su experiencia como mujer y como periodista. De repente, las miradas se desvían a otro ángulo. La voz de la experta sigue escuchándose, pero los asistentes fijan su atención en la llegada de un hombre sencillo con un cigarrillo en la mano, el famoso periodista Fabrizio Madrid. Sin dudarlo ni un segundo arrebata la palabra a su colega para desahogarse de la criminalización que sufren día a día por su compromiso social.

“Los medios deben protegernos porque trabajamos para ellos, pero no es así. Es por eso que, entre periodistas, es necesario organizarnos y hacer una red que nos ayude a ver por nosotros”, termina con un suspiro Fabrizio Madrid.

Ser periodista es firmar con la muerte, pero también es una pizca de luz para los ciudadanos. Por lo mismo, la sociedad civil debe comprender que sus derechos también están siendo violentados al no poder contar con información de buena calidad en los medios. Tal es el caso de la expulsión de Carmen Aristegui de MVS por su reportaje de “La Casa Blanca” o el asesinato de Miroslava Breach, corresponsal de La Jornada Chihuahua.

“Estamos cansados de ver pasar los cadáveres de nuestros compañeros. Existe una terrible cacería de periodistas, estamos cansados de la impunidad, que se vulnere la información de los ciudadanos. Por eso siempre serán las plumas contra las balas, nuestras letras contra el vicioso deseo de silenciar. Porque somos voz de los que no tienen voz y debemos ir más allá del miedo”, declaran estos dos periodistas con la mano en el corazón.

La gente se pone de pie, todos aplauden volviéndose una misma fuerza, poniéndose en los zapatos de todos los periodistas caídos y de los otros tantos que siguen resistiendo como es el caso de SanJuana Martínez y Fabrizio Madrid. La conferencia termina, pero la persecución contra el periodismo no.

Bookmark and Share

Leer más...

NOVENA NOCHE DE COMBATE: LEVANTARSE E IMPROVISAR

Por Jazive Jiménez.
Ciudad de México (AUNAM). El sol se hace invisible para darle paso a la luna y las puertas del Teatro de la Ciudad de México se abren a un público entusiasmado. La calle principal se colapsa con el tráfico mientras los “viene vienes” (franeleros) buscan la forma de acabar con el caos. Cuando todos están adentro, cada quien toma sus lugares. Entre sollozos, el ambiente es de alegría y emoción.


“¡Silencio!”, una voz grave suena por todos lados. “¡Primera llamada, primera!” Pareciera que es la mejor noticia de sus vidas, pues muchos asistentes pierden el control de sus cuerpos y empiezan a levantarse de las sillas para gritar un poco más y aplaudir con desenfreno.

En los palcos, los amantes del teatro acomodan sus cámaras –“sin flash, no vaya ser que se confunda al actor”–, como si esto fuera una carrera de alto rendimiento. Todo está en orden, pero el público comienza a desesperarse; por algún lugar se escuchan los chiflidos. “Sí, bueno, sí” se escucha una voz grave en los alrededores. Después vuelve un pequeño silencio que trae consigo la tercera y última llamada.

Gritos de emoción invaden el lugar mientras las cámaras hacen su trabajo. Se abre el telón y la función comienza. Espadas y maromas se apropian del escenario, voces enfurecidas repelen ahí arriba. Abajo la zozobra no se hace esperar, adueñándose de cada uno de los ahí presentes.

“Novena noche de combate” nació hace una década, en mayo de 2007, con el objetivo de mostrar “las inmensas posibilidades del combate como lenguaje para contar historias” comenta Miguel Ángel Barrera, miembro fundador de la Escuela Mexicana de Combate Escénico. La primera se llamó “la erótica del combate”, teniendo un éxito impresionante que los ha llevado hasta esta novena edición.

Más de 70 personas trabajan en conjunto para darle a conocer al público lo que significa el combate y sus diferentes formas de conocer la historia. Se necesita un juego de mucha paciencia y delicadeza para lograr tanta coordinación.

Carcajadas sincronizadas hacen retumbar el lugar; las historias, que van de la comedia al drama, envuelven al público en una serie de emociones encontradas. No hay momento para cerrar los ojos, pues se corre el riesgo de perder algún detalle de las magníficas formas de pelear.

También hay espacio para la crítica social. Es de esperarse: la situación actual del país es muy cuestionable, por lo que resulta necesario desahogar estos reclamos en cualquier espacio público. El público se siente identificado con la historia –representada de manera sarcástica– del Congreso de la Unión y las peleas constantes entre sus representantes políticos.

Historia tras historia, la escenografía tiene un grandioso poder de recrear los lugares de cada una. Las luces también son la guía de un recorrido por diferentes lugares a través del tiempo, desde lo más antiguo hasta lo más reciente.

La música en vivo hace que cada asistente se sienta parte de la obra: el silbido rítmico del saxofón logra enchinar la piel de cualquier, mientras que los tambores se sincronizan con el propio corazón para crear un tipo de éxtasis, lleno de emociones.

Sin previo aviso, el telón se cierra. Las miradas se cruzan, nadie sabe que sucede. Ahora no existe nada y en medio de la nada las luces se reavivan, los actores corren entrelazados con sus manos para dar las gracias. Unos y otros aproximadamente 100 actores en el escenario dando las gracias por una novena noche de combate montada tan sólo unas horas atrás. ¡Vaya que la improvisación hace la magia!

Nada resulta mejor que terminar así una noche tan emocionante. Los presentes no dudan en levantarse de sus asientos, gritar y bailar al ritmo de los músicos que se despiden bailando, demostrando que a pesar de los golpes de la vida, ésta continúa, que ante todo hay que saber levantarse e improvisar, pues no existe la oportunidad de un segundo ensayo.

Bookmark and Share

Leer más...

viernes, 28 de abril de 2017

ENJAMBRE: CUANDO LA MÚSICA TRASPASA FRONTERAS

Por Andrea González Segura e Ixtlixóchitl López
Ciudad de México (Aunam). Es viernes en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales. La explanada principal y la cafetería, sitios icónicos del lugar, y todos los puntos de encuentro de los estudiantes estaban casi vacíos. Apenas se podía distinguir un alma que rondara despistada por los pasillos de los edificios. La vida de este recinto parece haber tomado un descanso antes de dar paso a los alumnos del siguiente turno.


Sin embargo, ese día sucederá algo inusual. El reloj marcaba apenas las tres de la tarde y una enorme fila ya se asomaba afuera del auditorio principal Ricardo Flores Magón.

Algunos llegaron bien preparados con sombrillas para cubrirse del sol, que a esa hora pegaba con todas sus fuerzas. Otros llevaban botanas, para no aburrirse, y algunos más cargaron hasta con el tripié para hacer de sus fotos un recuerdo inolvidable.

No hacía mucha falta preguntar qué era lo que esperaban con tantas ansias, pues la mayoría de los muchachos llevaban playeras en las que se podía leer Enjambre.

Era mucha la emoción y las pláticas giraban en torno a canciones y ritmos. Los alumnos no daban crédito a la enorme fila que rodeaba el sitio del encuentro. “Pasé por aquí hace rato y no vi nada”, decían algunos. “La fila está empezando la rampa” comentaban algunos jóvenes sudorosos que habían llegado corriendo a formarse, esperando encontrar una oportunidad para entrar y ver a sus ídolos musicales.

Tras una espera de casi tres horas, las puertas del auditorio se abrieron. Como si fuesen una ola las personas se fueron levantando, una detrás de otra, al instante. Observaban a su alrededor, ya tenían grabadas las caras de los que estaban delante y detrás de ellos en la fila; bajo ninguna circunstancia iban a permitir que algún extraño usurpara lugares que no le correspondían. Nadie quería perder detalle de la tocada, así que no estaban dispuestos a ceder ni un centímetro.

Adentro, las butacas se llenaron en un abrir y cerrar de ojos. La euforia no se hizo esperar, se escuchaban cantos, porras, bullicio, gritos ahogados de emoción mezclados con propuestas de matrimonio, declaraciones de amor eterno y demás cánticos del alma. Mujeres y hombres por igual manifestaban su impaciencia por ver de cerca a esos jóvenes provincianos.

El momento de su presentación llegó: gritos, aplausos, chiflidos, los clásicos “te amo” y desmayos fueron la carta de presentación de cientos de alumnos hacia ellos. Enjambre estaba ahí, a unos pasos. Aquello se iba a descontrolar.


Presentación, entrada y comienzo de la tertulia. Cada palabra que ellos entonaban iba acompañada de un grito eufórico de sus fanáticos. Ellos, con una sonrisa, agradecían y continuaban bromeando con el público, como si estuvieran con viejos amigos.

Su implicación en la vida de las personas que sufren por la migración, por el desplazamiento forzado, fue la razón por la que fueron invitados a esta charla, para que Enjambre pudiera contar sus experiencias como provincianos oriundos de Zacatecas y como migrantes en Estados Unidos.

Los miembros de Enjambre describieron a la población mexicana radicada en Estados Unidos como una clase trabajadora, que se esfuerza por tener cada una de las cosas que poseen; es gente llena de recuerdos y tradiciones de su tierra y conforman un sector de suma importancia para los estadounidenses.

Cada uno de ellos explicó, de forma muy particular, que la experiencia de vida en el vecino del norte fue de gran ayuda en su vida, tanto en lo personal como en lo musical, pero el gran trampolín para desarrollarse en todos los aspectos fue su patria.

Cada pregunta realizada por sus fans sirvió para darse cuenta que sus orígenes provincianos son los más presentes en sus composiciones y que se sienten afortunados y agradecidos porque su carrera tenga más impacto en México que en cualquier otro lugar.

Pasados los tapujos y los desentramados del corazón llegó la parte más esperada; cual video musical de cadena de televisión, la sesión acústica brindó dos canciones que fueron coreadas, gritadas y filmadas para la posteridad.

La voz de Luis Humberto, el cantante de la banda, que alguna vez fue comparada con la del grande de la canción José José, recorrió cada uno de los rincones de este auditorio para quedarse para siempre en el alma de sus seguidores.

Terminada la sesión los ánimos quedaron exaltados. Aquellos que pudieron ver a sus ídolos presenciaron una conexión diferente entre música y migración. La cultura traspasa cualquier frontera.


Bookmark and Share

Leer más...

EL MURO DE TRUMP, INCONGRUENTE E INNECESARIO: INVESTIGADORES

Por Diego Caso
Ciudad de México (Aunam). La construcción del muro en la frontera entre México y Estados Unidos, una de las principales promesas de campaña de Donald Trump, es innecesaria debido a que el flujo de migrantes indocumentados mexicanos hacia el vecino del norte ha venido disminuyendo, así lo señalaron investigadores en la conferencia “El efecto Trump en las migraciones México-Estados Unidos”.


Mónica Verea, académica del Centro de Investigaciones sobre América del Norte (CISAN) de la UNAM, apuntó que la migración indocumentada hacia suelo estadounidense ha venido a la baja a partir de la crisis económica mundial de 2008.

Esta tendencia se reafirma con datos publicados por el Pew Hispanic Center, que muestran cómo la población total de migrantes indocumentados en Estados Unidos se ha mantenido en una cifra estable cercana a los 11.3 millones entre 2008 y 2014.

Verea señaló también que de ese total de indocumentados, 5.8 millones son mexicanos. Sin embargo, en 2007 la cifra de connacionales en Estados Unidos con un estatus migratorio irregular era de 6.9 millones. “El flujo de migración neta de mexicanos ha llegado a un punto de equilibrio”, dijo.

Asimismo, Verea enfatizó que la construcción del muro prometido por Donald Trump a sus votantes terminaría por enriquecer a los traficantes o coyotes de migrantes, que ya han empezado a subir las tarifas de cruce. En noviembre del año pasado, los coyotes cobraban alrededor de 3 mil 500 dólares; en enero de 2017, el importe ya llega a los 8 mil.

Por su parte Gustavo Verduzco, miembro del Centro de Estudios Sociológicos del Colegio de México (COLMEX), expuso que la escolaridad es uno de los factores responsables en la reducción del número de migrantes indocumentados.

“En estudios comunitarios […] nos encontrábamos con que la gente que mayormente iba a Estados Unidos eran personas que tenían unos cuantos años de escolaridad, y los que tenían arriba de la secundaria, en ese tiempo, ya no se iban a Estados Unidos, migraban a otras ciudades en México”.

Otro factor de este fenómeno es una combinación de la edad de los migrantes y los factores de oferta y demanda laboral. En la década de los noventa, la edad promedio de las personas que cruzaban la frontera era de entre 15 y 29 años. “Ese grupo de edad se va agotando (en México), cada vez hay menos jóvenes y si hay menos, ya no se pueden ir”.

“Además se fue dando saturación en los mercados laborales de Estados Unidos. A medida que fueron llegando más y más, pues la gente ya no encontraba trabajo”.

Verduzco mencionó que, en los últimos años, las personas que han obtenido visas de trabajo del tipo H2A (trabajadores agrícolas) y H2B (trabajadores para servicios de baja calificación) cada vez forman un grupo más numeroso.

“Aunque hay una baja de la inmigración, va habiendo un aumento de la migración mexicana de baja calificación, pero documentada. Este es el gran cambio que estamos observando: una baja de la migración indocumentada de baja calificación, pero un aumento de la documentada”.

Junto con las visas para trabajadores de baja calificación, Verduzco remarcó que además ha habido un gran aumento de las visas de trabajo temporal para profesionales, es decir, de alta calificación. En 2001, se otorgaron 116 mil admisiones de ese tipo; en 2008, 360 mil; en 2011, 699 mil y en 2014, 700 mil.

Las amenazas de Trump hacia el TLCAN

Esta semana el presidente Trump subrayó la posibilidad de abandonar, mediante una orden ejecutiva, el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) para conmemorar sus primeros cien días en la Casa Blanca, aunque después declaró que Estados Unidos se mantendría, por ahora, en el tratado comercial.

Sobre este asunto, Verduzco resaltó que México es el segundo receptor más importante de las exportaciones comerciales de Estados Unidos, al recibir cerca del 16% de dichos productos.

Además, el doctor también señaló el débil sustento de la acusación del presidente Trump sobre el masivo déficit comercial con México. Cifras señalan que el déficit con nuestro país –ubicado en un 9%– no es el más grande, pues los norteamericanos tienen un desbalance aún mayor con China (48%) y la Unión Europea (20%).

Bookmark and Share

Leer más...

miércoles, 26 de abril de 2017

MARCHA POR LA CIENCIA EN MÉXICO PIDE FRENAR RECORTE PRESUPUESTAL

  • Más de mil quinientas personas asistieron a la demostración   
  • "Sin investigación no avanza la nación” fue una de las consignas
  •  Se exige que no haya más recortes a las becas de posgrado otorgadas por CONACYT
Por Mónica Santos Vargas
Ciudad de México (Aunam). En el marco del Día Internacional de la Tierra se llevó a cabo la “Marcha por la ciencia” en México que citó al público interesado en el Ángel de la Independencia para después partir con destino hacia el Zócalo de la Ciudad de México.


Uno de los objetivos de la demostración fue reivindicar la protesta de estudiantes de posgrado en distintas instituciones educativas del país contra la disminución de becas, que fue desencadenada por el recorte presupuestal para el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT) programado para este año.

Esta marcha se inscribió también en una serie de manifestaciones de la comunidad científica que se llevaron a cabo alrededor del mundo para criticar las decisiones tomadas por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, referentes al cambio climático.

Entre los asistentes se encontraban estudiantes e investigadores de diferentes entidades educativas, como el Instituto Politécnico Nacional (IPN), la Facultad de Ciencias y el Instituto de Ciencias Nucleares de la UNAM, el Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (CINVESTAV), el Posgrado de Energía y Medio Ambiente de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM-Iztapalapa), entre otros.

Los estudiantes expresaron las inconformidades que tienen con el gobierno federal a través de consignas como “menos políticos, más científicos”, “más posgrados, menos diputados”.

“Nosotros no venimos a dividir, venimos a unir”


En entrevista con Aunam, Pedro Camilo Alcántara Concepción, investigador de la Universidad de Guanajuato (UGto) y miembro del comité organizador de "la Marcha por la Ciencia”, declaró que con ésta se pretende obtener una respuesta por parte del gobierno federal sobre los problemas que existen con las becas del CONACYT. “Nosotros no venimos a dividir, venimos a unir […] Mientras el CONACYT y el gobierno mexicano no quieran resolver los problemas del paìs, éstos van a seguir”.

El académico mencionó que ninguno de los organizadores de “Marcha por la ciencia México” participó, el pasado 19 de octubre de 2016, en el primer Foro Nacional “Hacia una política de Estado en educación, ciencia y tecnología”, donde se invitó a los interesados en la problemática para que argumentaran el porqué no debían de realizarse recortes en las becas del CONACYT.

Alcántara Concepción reiteró que invitaron a la directora de la Facultad de Ciencias, Rosaura Ruiz, y al presidente de la Academia Mexicana de Ciencias, Jaime Urrutia, para formar parte de la marcha. El comité organizador de la “Marcha por la Ciencia” pretende que el asunto del recorte presupuestal “se le presente a quién corresponda, para que mejore la ciencia en México”.

Bookmark and Share

Leer más...

INAUGURAN EL FESTIVAL CIENCIA, FICCIÓN, CIENCIA 3.14

Por Mónica Santos Vargas
Ciudad de México (Aunam). Por tercer año consecutivo Miguel Alcubierre, director del Instituto de Ciencias Nucleares (ICN) de la UNAM, inauguró el Festival Ciencia, Ficción, Ciencia 3.14 acompañado de Jorge Volpi, coordinador de Difusión Cultural de la UNAM, José Gordon, novelista y periodista, e investigadores del mismo instituto.


Alberto Güijosa del ICN se congratuló por la presencia de los jóvenes en la fiesta sobre la ciencia, el arte y la literatura que se llevará a cabo del 25 al 27 de abril, con diferentes actividades y conferencias programadas, así como con invitados especiales a lo largo de los tres días de duración.

Pilar Carreón, secretaria académica del ICN felicitó a la Unidad de Comunicación de la Ciencia y al director del instituto por realizar el evento. Por su parte Gabriela Frías, coordinadora de la mencionada unidad, comentó que en un inicio el Festival Ciencia, Ficción, Ciencia 3.14 fue planeado para la difusión de contenidos científicos.

José Gordon, invitado especial, mencionó que “la ciencia y la imaginación nos permiten salir de los límites”. También subrayó la importancia de seguir hablando sobre la ciencia, la ficción y la ciencia ficción.

Jorge Volpi, coordinador de Difusión Cultural de la UNAM saludó, en tono de broma, “a quienes nos ven desde otros planetas”. Después resaltó la importancia de la ciencia y el arte. “La ciencia nos hace humanos y la ficción también”, expresó.

Para concluir, Gabriela Frías agradeció la presencia del Instituto de Fisiología Celular, el invitado especial del evento, y de las editoriales participantes. Frías apuntó que “esta es la primeria feria del libro de ciencia ficción y divulgación de la ciencia” y que los distintos eventos de festival están abiertos a todo el público.

Finalmente, Miguel Alcubierre remarcó la singularidad del Festival, Ciencia, Ficción, Ciencia 3.14, pues es un evento en el que se relacionan tres grandes campos del conocimiento humano. “La ciencia, la literatura y el arte son disciplinas mucho más cercanas de lo que pensamos”, finalizó.

Bookmark and Share

Leer más...

martes, 25 de abril de 2017

LOS RITUALES Y POEMAS NUESTROS DE CADA DÍA: OMAR HAHNEMANN

Por Cecilia Estefanía Bucio Juárez
Ciudad de México (Aunam). El día es tan gris y lluvioso que todo apunta a que la cita tendrá que realizarse en otra ocasión. Por fortuna, no fue así. El lugar del encuentro es la estación del metro Escuadrón 201; el destino, el Instituto de Educación Media Superior (IEMS) Iztapalapa plantel número 4.


“¡Cecilia!” se escucha en medio de la estación, un grito que pronuncia mi nombre proveniente de la zona en donde se encuentran los torniquetes. Ahí está él, Omar Hahnemann Sánchez Hertz, que viste casi totalmente de negro: zapatos, pantalón, incluso el color de cabello hace juego con su ropa. Lo único de un color distinto es la cazadora azul que lleva puesta encima. Porta una camisa de Black Sabbath, una famosa banda británica de heavy metal. “Al rato voy a ir al concierto”, aclara.

Para llegar al lugar de la entrevista, hay que tomar un microbús con dirección a la escuela, pero antes de partir un incidente que ocurre dentro de la unidad capta la atención de todos los pasajeros: un intento de asalto. El chofer reta a los presuntos delincuentes y llama a las autoridades correspondientes (que por suerte se encuentran cerca), por lo que el asunto no pasa a mayores.

Al llegar al instituto, el profesor empieza a contar la historia de la escuela. Dice que fue gracias al “Peje”, Andrés Manuel López Obrador, que las IEMS se crearon. El breve, pero sustancioso recorrido por las instalaciones del plantel es acompañado por la voz de Omar que trata de emular el tono tabasqueño del líder de Morena.

Por fin se llega al lugar en donde se llevará a cabo la conversación: el libro-club El principio del placer, un sitio dedicado a que los alumnos se acerquen a la lectura y se sumerjan en la historias de los libros. El libro-club es una habitación con dos sillones color azul en el fondo, repisas de libros con varios títulos a lo ancho y largo del lugar, un librero color madera en la esquina izquierda y un escritorio con dos sillas, una para los profesores y otra para las visitas.

Para comenzar se advierte al profesor, en todo sarcástico, que todo lo que diga puede y será usado en su contra. Con una sonrisa, la misma que lo caracteriza, él asiente con la cabeza. “Está bien, nada más no me vayas a secuestrar, eh”.

“La vida es una delicia, hay que aprovechar cada instante”

Omar Hahnemann nació el 13 de octubre de 1978 en el Distrito Federal, hijo de Lorenzo Apolinar Sánchez Martínez y Matilde Josefina Hertz Ortiz. Su abuelo materno era alemán, de ahí el apellido Hertz, pero su mamá llegó al mundo ya en suelo mexicano. “Mis padres son chilangos hasta decir basta”, recalca.

Su segundo nombre, el peculiar Hahnemann, tiene una historia propia. “Mis papás estudiaron medicina homeopática y me pusieron el apellido de Samuel Hahnemann, fundador de la homeopatía. Ellos, queriendo que yo también estudiará medicina, me ponen el nombre de Hahnemann”.

Omar es el benjamín de la casa: delante de él hay tres hermanos –un arquitecto, un físico y un ingeniero–, y una hermana, que es pedagoga. Cuenta que en su infancia él quería escribir, pero su madre lo alentaba a estudiar “algo que deje dinero”. Hahnemann no sabe a ciencia cierta el porqué nació en su persona el gusto por la escritura y también por la música, pues desde pequeño le decía a su mamá que quería tocar el violín, pero ésta nunca lo apoyó.

Ahora vive en Ecatepec de Morelos, donde ya lleva alrededor de 11 años. “A veces pensaba que mi familia era nómada porque he vivido en muchas partes de la Ciudad de México y El Estado de México: Canal de Norte, Metro Consulado, Aragón, Ecatepec, Tlalnepantla Oriente, en Tepito viví nueve años, en el sur no he estado”.

El profesor se saltó el kínder, a lo que achaca el que su letra sea algo .fea y su nula habilidad para las manualidades. Cursó la primaria en la escuela Bartolomé Gutiérrez, por metro Canal del Norte, y la secundaria en el plantel no. 81 República de Colombia. Pero lo que marcó su historia como estudiante fue su paso por el Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH) Naucalpan. “Escogí ese plante por culpa de mi hermano. Allí conocí muchos maestros, muchos puntos de vista” comenta con cierta nostalgia.

Después asistió a la Facultad de Filosofía y Letras (FFyL) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) para estudiar Literatura y Lenguas Hispánicas y después realizó el estudio de especialización en Literatura Mexicana del siglo XX en la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), unidad Azcapotzalco.

Omar Hahnemann declara que un hecho que marcó su vida sucedió cuando apenas tenía cuatro años.

“Me iba a ahogar en Acapulco, pero me rescataron. Todo apuntaba a que yo me iba a morir. Para mí ese hecho había sido intranscendental, yo lo veía y sabía que me iba a ahogar, pero no le había tomado importancia”.

Un día uno de sus hermanos mayores le preguntó: “¿nunca te has preguntado por qué no te moriste ese día?”. Sus ojos revelan asombro al recordar aquel momento. A partir de esa pregunta comenzó a cuestionarse el porqué estaba vivo, “cuál era mi misión aquí en la tierra. Por azares del destino me encaminé hacia la docencia y me gustó. La vida es una delicia y hay que aprovechar cada instante”.

El entrevistado se define a sí mismo como muy divertido y buen consejero. “Eso me lo han dicho muchas generaciones, pues porque más que nada, no sé cómo llamarlo, no tengo un adjetivo, les transmito ganas de vivir, eso me lo han dicho muchísimas veces, y me hace feliz”, comenta mientras su rostro devela una sincera satisfacción de poder contagiar a las personas con su alegría.

Uno de los defectos que lo acompañan es que suele ser rencoroso aunque, aclara, eso le ha ayudado pues en ocasiones el rencor que tiene hacia la vida o algunas personas le ha servido para superarse.

“Cuando tomé teatro en el CCH, me ayudaron mucho a canalizar todas esas energías negativas y convertirlas en positivas. El hecho de ser rencoroso y terco lo pude canalizar en ‘no me voy a dejar, no voy a hacer esto’, y poco a poco me fui puliendo como persona”.

Antes de optar por la licenciatura en Literatura y Lenguas Hispánicas, Omar planeaba estudiar química en alimentos, pero por culpa de dos personas en especial tomó un camino diferente. La primera de ellas fue Luis Fernando “El lobo”, un maestro de filosofía que con sus clases hizo que se diera cuenta que las ciencias no eran lo suyo. La segunda fue una exnovia, que le dijo que “pues sí te gusta la química, pero no la amas. Lo tuyo es la literatura”.

Otra situación que lo orilló a estudiar letras hispánicas fue el leer Pedro Páramo, de Juan Rulfo. “A partir de que lo leí marcó mi existencia, reforzó mi idea de estudiar literatura, cuando yo leí las técnicas narrativas que utilizaba Rulfo simplemente fue fenomenal”.

Sin embargo, elegir esta carrera no tuvo el apoyo de toda su familia. Su padre se enojó porque esperaba que, siendo el hijo menor, estudiara medicina. “Cuando le salgo con el chistecito de que quiero hispánicas, me dejó de hablar dos años, o sea durante ese periodo mi papá nada más era abastecedor; yo le pedía para libros y él me decía cuánto es y esa era nuestra única conversación”.

Con el tiempo, su padre aceptó su elección y le confesó que le gustaba ver cómo la casa se llenaba de libros y observar un cambio en sus pláticas, que ya no eran sobre los chismes de siempre. “Fue hasta después que sintió respeto por lo que estudiaba, pero porque me di a respetar”. Esa misma terquedad hizo posible que se convenciera del esfuerzo puesto en sus estudios.

“Mi compromiso es con la educación de los jóvenes”

Omar Hahnemann precisa que se encaminó a la docencia por dos sucesos. El primero fue la aparición de la figura del padre Fernando, a quien conoció en una parroquia de Tepito. “Que en paz descanse, él me hizo respetar la religión, me enseño a buscarle el lado filosófico y cultural. Por su culpa, yo leí mucho y me volví catequista cuando tenía más o menos 17 años. Di clases durante 5 años”.

El otro hecho fue cuando hizo su servicio militar. En ese entonces, la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) se unió con el Instituto Nacional para la Educación de los Adultos (INEA) para hacer la regularización de personas que no habían terminado la secundaria, y como Omar Hahnemann estaba cursando el primer año de la carrera, le dijeron que no marcharía, que mejor diera clases. “Enseñarles a los chavos lo que es la literatura, lo que yo estaba estudiando, me agradó mucho”.

Al terminar la carrera, su hermana tomó tres meses de incapacidad por embarazo, por lo que Omar dio sus clases de secundaria, en las que “fue malísimo”. Después una compañera de la facultad le habló sobre un empleo disponible a nivel preparatoria. Fue así como ingresó al Colegio Francés Hidalgo de México, donde dio clases de lengua española durante tres años. “Si tuvieses la oportunidad de ver cómo daba clases dirías ‘este no es Hahnemann’. He cambiado mucho mi manera de dar clases”, subraya.

Fue profesor en esa institución durante tres años. Después estuvo en la Universidad del Valle de México (UVM) del 2005 al 2011. En las “peje prepas”, los institutos educativos puestos en marcha por el político tabasqueño, empezó en 2008, primero en el sistema semiescolar y después en el escolarizado a partir del 2011.Pero Omar Hahnemann tenía una meta que logró cumplir.

“Yo siempre dije ‘mato por dar clases en la UNAM, yo tengo que dar clases en la UNAM’ y por azares del destino, no lo hagas, tardé mucho en titularme. Salí en el 2001 y me titulé hasta el 2006, cinco años perdidos de mi vida, cinco años en los que yo quería entrar a la UNAM, pero para entrar a la UNAM necesitas el título. En cuanto me titulé, metí mis papeles y tardaron cinco años en hablarme”.

Un día llamaron a la casa de su mamá y preguntaron si quería tomar un grupo para dar clases. Así empezó su camino docente en la Escuela Nacional Preparatoria (ENP) número 8, Miguel E. Schulz. Después se fue a la preparatoria número 7, Ezequiel A. Chávez, donde cubrió a una maestra que se fue de año sabático, y ahora está en la preparatoria número 3, Justo Sierra.

Sánchez Hertz cavila sobre qué habría hecho de no haber seguido una carrera como profesor.

“Si no hubiera sido docente, creo que habría buscado la forma de meterme a un periódico a escribir, o hubiera buscado la forma de salirme del país, pero como no tenía el titulo eso me cercó mucho”.

Omar ha sido profesor por casi 15 años y con orgullo presume cómo ha mejorado. La misma vida, en sus palabras, lo fue llevando.

“En la facultad nos decían que el camino seguro para los humanistas es la docencia, porque no hay trabajo, y por eso cuando te das cuenta de cómo está el país, y te das cuenta de que la única forma de cambiar al país es desde la enseñanza, le entras con más ganas”.

“La educación es una de las formas de cambiar al país, no se puede de otra forma. Tienes que enseñarles mentalidad y educación a los chavos, porque al fin y al cabo son ellos quienes van a estar gobernando al país en unos años”.

Mueve las manos, golpea el escritorio en el que se encuentra y aclara que la paga del docente no es muy remunerada, “es más la paga moral o sea cuando los chavos llegan y te dicen ‘por tu culpa empecé a leer’, ‘gracias a ti mejoré mi ortografía’, ‘ya tengo el hábito de lectura’. Es ahí cuando dices que valió la pena tu esfuerzo”.

Ritual número 1: El poema nuestro de cada día

Omar Hahnemann opta por realizar sus clases de forma amena, esperando que a sus alumnos les nazca el gusto y aprecio por la literatura. Una de sus dinámicas dentro del aula es la de leer un poema a sus pupilos, un día de cada semana, y discutir sobre el mismo.

“Decidí leerles por culpa de un maestro que quiero mucho y respeto más, el profesor Carreño Gallo, […] Me encantaban sus clases, él siempre llegaba y nos leía un poema. ‘Hoy les voy a leer el poema nuestro de cada día’ decía y lo comentábamos un poco y luego nos daba clase”.

Aunado a esta historia, narra que estuvo a punto de desertar de la facultad en el segundo semestre pues se cuestionaba si estaba en la carrera correcta. “Dije una semana más y si no me convence, me voy y ya a ver a que me dedico”.

Recuerda que cuando llegó a la clase, un jueves, el día estaba soleado, “yo llegué y no saludé a nadie, me senté en el rincón y llegó el maestro y dijo ‘les voy a leer un poema de León De Greiff’. Se llamaba Tergiversaciones”.

Se queda callado un momento y sus ojos miran hacia arriba como si buscará el poema en su archivero mental y continúa, “no me lo sé de memoria, me sé una parte”. Comienza a recitar de memoria el poema y golpeando con sus manos el escritorio, delata pasión al evocar aquella composición que tanto bien le hizo:

“Porque me ven la barba y el pelo y la alta pipa
Dicen que soy poeta…, cuando no porque iluso
Suelo rimar —en verso de contorno difuso—
Mi viaje byroniano por las vegas del Zipa…,
Tal un ventripotente agrómena de jipa
A quien por un capricho de su caletre obtuso
Se le antoja fingirse paraíso… al uso”


Sonriendo, y aún concentrado, pronuncia “lo bueno que no me lo sé, después hay una parte que no recuerdo habla sobre Poe, Víctor Hugo y la última estrofa dice:

“¡Y tanta tierra inútil por escasez de músculos!
¡Tanta industria novísima! ¡Tanto almacén enorme!
Pero es tan bello ver fugarse los crepúsculos”.


Al terminar, sus ojos lucen sorprendidos y afirma: “cuando él leyó esa parte, yo estaba llorando, estaba arrinconado en el final de la banca,” imita la forma en la que se colocó aquella vez, con los brazos cruzados y el rostro sobre ellos. “Estaba llorando y me di cuenta de que esto era lo mío, de aquí soy y eso me convenció a terminar de amar a la literatura, y fue cuando dije que lo iba a aplicar con mis alumnos”.

Omar comenzó a poner en práctica esa estrategia durante sus clases en la UVM. “Tenía un grupo muy rebelde, de esos que nadie quería, ¡ay el 416!”, dice mientras actúa unos desmandes de desagrado para imitar como se referían al grupo. “Me la jugué y les leí un poema y me funcionó”.

“Son mis poemas de tradición: tengo que leerles Canonicemos a las putas de Jaime Sabines, a Octavio Paz cuando les hablo de mentalidad, a Julio Cortázar porque Cortázar es Cortázar. Cada poeta que escojo lo enfoco hacia alguna necesidad que veo que ustedes tienen”.

Ritual número 2: promesa a Ekatherina

Ekatherina era una paciente que llegaba al consultorio de los padres del entrevistado. Tenía SIDA por lo que la idea del suicidio rondó por su cabeza. Pero cuando llegó a México y descubrió su clima y sus paisajes se dedicó a viajar por el país. En una de sus pláticas con Ekatherina, Omar hizo una promesa.

“Un día me preguntó a qué me dedicaba y le respondí que era maestro. Luego me dijo ‘prométeme que le vas a decir esto a tus alumnos: los rusos matarían por tener un país como el de ustedes, porque allá en Rusia el clima es horrible, nosotros mataríamos por un clima como el que tienen, y ustedes lo no lo valoran, no ven su cultura no ven su gastronomía, no ven nada. Enséñales a tus alumnos a que vean eso’ me dijo”. Desde esa vez, Omar Hahnemann honra ese juramento.

Ritual número 3: frutas con sabor a vida

Al iniciar la descripción de este ritual, se le ve por primera vez en la entrevista, más serio y reservado. “Lo de las frutas, y más bien la manzana, surge porque alguna vez una amiga mía se quería matar. De repente me llamó para despedirse, y fue que yo me acordé de algo que había visto hace mucho tiempo en el metro, un letrero que decía ‘Antes de hacerlo (aventarse a las vías), huele una flor, come una fruta, dale la mano a un amigo’”.

“Me acuerdo mucho que era una mano con una flor, no recuerdo qué tipo era, y yo cuando lo vi dije ‘¿esto qué?’. Cuando me habla mi amiga, y me dice que se quiere matar, me acordé del cartel y le dije ‘antes de que tú lo hagas, saborea una fruta’. Historia conocida se salvó, saboreó la manzana y me dijo ‘te veo mañana’ y colgó”.

Prosigue relatando lo que le sucedió a un primo suyo. “Cuando yo estaba dando clases en 2003 o 2004 no recuerdo, me llamaron y me informaron que mi primo se había suicidado. Me sentí muy mal, porque dices cómo es posible que alguien que se ve normal, alguien que se ríe, alguien que se ve feliz, tiene una súper máscara y por dentro está desecho”.

Sus ojos se muestran algo cristalinos y posa la mirada en un solo sitio. “Te derrotas, no te lo puedes creer. A partir de ese momento dije ‘ni una muerte por suicidio más’, y con esa generación hice por primera vez que me hicieran la promesa de lo de la fruta”.

Aún serio afirma: “no es por presumirla, pero sí ha salvado más de 20 vidas, eso te lo puedo decir. Luego llegan los chavos y me cuentan con pena ‘hice lo de la fruta’. No les voy a preguntar por qué se querían matar, lo único que les digo es ‘¿a qué les supo la fruta?’, y créeme que casi todos me han dicho ‘sabe a vida’. La paga, para el docente, es lo moral, el que te digan gracias a ti no lo hice, es fenomenal, no hay un cheque que te lo pague”.

Ritual número 4: los arbolitos de Hahnemann



Esta dinámica inició con sus alumnos de la UVM, debido a que una mañana estaban muy inquietos y al preguntarles por qué se encontraban así respondieron que ese día habían tenido muchos exámenes.

“Como eran poquitos les dije que íbamos a leer en mi lugar favorito de la UVM. De hecho, era una jacaranda que la habían podado, la habían dejado como suelen dejarlas cuando los podan, en nada”.

“Les un poema y les dije que cuando se sintieran mal vieran a los árboles, porque los arboles reflejan mucho la actitud que nosotros debemos tener. Aunque todo el mundo te destruya, aunque todo el mundo te haga daño, tú tienes que seguirle, no queda de otra”.

Cuando entró a la preparatoria número 8 se presentó la misma situación. Acababa de llegar y los chavos estaban muy alterados, todo el mundo les había aplicado examen y él les dijo “vamos a hacer una dinámica. Los saqué al patio y los llevé a un árbol que estaba podado. Les leí Derrota de Rafael Cadenas, lo traía por casualidad, y se quedaron llorando y un alumno me dijo: ‘¿esto es un rito? Y me cayó el veinte y dije: ‘pues sí, tienes razón, y más que un rito es un ritual’ y a partir de ahí lo hago casi al finalizar el curso”.

“La literatura es muy padre, te ayuda a valorar la existencia, pero hay algo que se llama realidad y hay que tomarla por los cuernos”.
Todas estas actividades han pasado a conformar su propio ritual, “son dinámicas que vas tomando y las haces hasta cierto punto inconscientemente. Eso de los arbolitos y de los días de lectura me ha funcionado mucho porque cuando las realizo, ellos se dan cuenta de que la literatura no es tan lejana a su realidad, sino al contrario, empiezan a valorarla”.

Un profesor diferente: La anticlase

Al maestro Omar Hahnemann casi nunca se le ve molesto, al contrario, siempre muestra una sonrisa a las personas que pasan por su lado, y en el salón de clases no es la excepción. Puntual y alegre, tiene una forma distinta de enseñar literatura, “inclusive la manera en que les hablo, hay maestros que les hablan con toda pulcritud, y a ver alumnos siéntense por favor” imita la postura y gestos de un “típico” maestro, serio y taciturno.

Él no es así, incluso algunas veces bromea con los alumnos y les dice “pumitas, pumitas”, de la misma manera en que una persona llama a su gato para que se acerque, “y eso los hace ver esto como una anticlase, y me lo han dicho, es que tu clase es la anticlase, tu esperas una clase formal y llegan y se quedan de ‘qué onda’ y eso también es parte de mi compromiso. Hay que estar actualizado, con eso del internet y las redes sociales, tengo que estar a las vivas con los memes”.

Omar Hahnemann confiesa estar orgulloso de sí mismo. Imitando el clásico acento argentino menciona “ojalá hubiera tenido un maestro como yo: sencillito y carismático”. Agrega estar también orgulloso de sus alumnos “aunque no lo parezca, estoy orgulloso de ellos, de los que van triunfando, y de los que se quedaron a mitad del camino, me entristece, pero tengo la esperanza que todavía se puedan levantar”.

En un futuro planea realizar una maestría. “Salió la convocatoria para enero y voy a trabajar en mi proyecto, tengo escasos dos meses para hacer un proyecto de tesis de maestría, espero sí me lo acepten y si me quedo, digo no hay peor lucha que la que no se hace”. También espera aprender a manejar, empezar con el alemán, y perfeccionar su inglés y francés. “Me gustaría aprender náhuatl, debería ser un idioma obligatorio en las escuelas, debemos estar orgullosos de nuestra sangre”.

Le agradaría escribir, “he descuidado mucho eso, tengo cuentos, escribo cuentos he escrito poesía, pero entre más lees, menos te las crees que pueda funcionar un libro tuyo y conforme vas leyendo más, te das cuenta que lo que le puedes decir a la humanidad es mínimo. Tengo una amiga que me dijo no tengas miedo, pero si tengo”, cuando expresa esto suelta una sonrisa algo nerviosa, y sus ojos demuestran sinceridad.

Asegura que no hay fórmulas para la felicidad, “no sigas fórmulas, ¿para qué las sigues? no hay una fórmula para ser feliz porque la felicidad es relativa, bendito Einstein. A ti puede hacerte feliz la sonrisa de una persona, depende de cada quien. La felicidad no tiene fórmulas, cada quien se hace su propia felicidad”.

Le pido recuerde una frase que menciona cuando da clases, referente al café. Es un maestro que se caracteriza porque siempre llega a clases con un termo.

“La frase es de una amiga llamada Julieta: ‘el café debe ser negro como la noche, amargo como la vida y caliente como la pasión. Si no, no sabe’”, recita muy serio y seguro de lo que a continuación dirá. “No puedes dar una clase de literatura sin un termo y sin café”, después esboza una sonrisa.

Para concluir la charla afirma para vivir, no existen las llamadas fórmulas. “No existe una clave, tú eres la clave, y es un placer que tus ex alumnos te sigan considerando, que te vean como un personaje y que todavía les puedan enseñar cosas”.

El reloj casi marca las 2:45 de la tarde, lo que significa que tiene que apresurarse para dar su clase de las tres. Camina hacia el edificio principal de la escuela, y se despide con un sólido y franco abrazo. Cuando ya casi está subiendo por las escaleras dice “sí algún día quieres venir a visitarme, búscame en el cubículo 16, ahí estaré”.

Bookmark and Share

Leer más...